ULTIMO MOMENTO

 +5491127678781

Lunes, 20 de Agosto de 2018
  • SDW
  • SDW
  • image
Tenemos 41399  visitas y 333  usuarios registrados en línea

Nothing found!

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

Piqueteros pusieron en práctica el arriesgado juego "del gato y el ratón" con Gendarmería

10/05/2018 16:02

Los exobreros de CPC no solo volvieron a desafiar ayer a las fuerzas especiales de Gendarmería. También pusieron en práctica el juego del gato y el ratón al cortar en dos ocasiones y en tramos diferentes la ruta Nacional 3. Levantaban sucesivamente los piquetes cuando se aproximaban los efectivos antimotines para desalojarlos.

El primer bloqueo de la Ruta 3 de ayer, ejecutado por los exobreros de CPC en el acceso norte de Caleta Olivia, se inició a las 8.30 y se extendió por un lapso de alrededor de tres horas. Ocurrió frente a las inconclusas instalaciones de la Planta de Osmosis Inversa, ubicada a unos dos kilómetros del ejido urbano.

La restricción fue solo para camiones y colectivos, por lo cual la Cooperativa Sportman, cuyas frecuencias comunican Caleta Olivia con Comodoro Rivadavia, tuvo que volver a poner en práctica el sistema de trasbordo de pasajeros y algunos de ellos –sobre todo mujeres- profirieron insultos a los manifestantes cuando transponían a pie el piquete llevando bolsos y valijas.

En ese mismo lugar también quedaron en evidencia las discrepancias que existen entre los extrabajadores CPC con la conducción local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) que había enviado a otro grupo de alrededor de cincuenta desocupados para bloquear el acceso al complejo industrial destinado a transformar en potable el agua de mar.

De a poco los referentes directos del gremio se fueron retirando y sus lugares fueron ocupándolos los obreros que estuvieron afectados a la construcción de esa planta como así también a las obras viales y al tendido de una línea eléctrica de alta tensión.

REPLIEGUE HACIA LA ZONA URBANA

Alrededor de las 11:30, cuando corrió la versión de que los gendarmes del Grupo Movil 1 de Campo de Mayo se estaban alistando para desalojarlos, los manifestantes se replegaron hasta el acceso norte y comenzaron a bloquear la rotonda que da frente a la playa de tanques petroleros de Termap.

No habían transcurrido más de treinta minutos cuando se hizo presente una comisión policial a cargo del comisario Maximiliano Moreno, jefe de la Comisaría Cuarta.

El oficial ni siquiera había alcanzado a dar lectura a todo el texto de una resolución de Juzgado Federal por el cual se los imponía formalmente a los manifestantes del delito de cortar una ruta nacional, cuando los propios piqueteros comenzaron a retirarse rápidamente.

Ello se debió a que observaron que a menos de cien metros, sobre la Avenida República, un centenar de gendarmes de élite, fuertemente pertrechados, estaban descendiendo de dos colectivos y de una camioneta utilitaria, alistándose de manera intimidante para intervenir como había ocurrido el lunes por la tarde en el mismo sitio.

El comandante general Gregorio Martín Berrettoni, jefe del escuadrón, cubrió el trayecto acompañado por solo dos oficiales y constató que la rotonda ya había quedado despejada e incluso que la policía había procedido a desviar el tránsito de camiones y vehículos livianos por la Avenida República para evitar otro piquete “sorpresa” en la zona cercana al radio céntrico.

Berrettoni, tras dialogar con oficiales de la fuerza policial, entre ellos el jefe del Comando Radioeléctrico, comisario Cristian Cansinos, retornó hacia el sitio donde estaba el grueso de sus subordinados, alrededor de cien, pero se excusó de responder a consultas periodísticas en torno a cuánto días más permanecerá su escuadrón en la zona. Se limitó a señalar que toda información deber ser requerida al Juzgado Federal de Caleta Olivia.

DE LAS DEUDAS NADA DE SABE

Tampoco se sabe cuál será la estrategia de protesta que impondrán hoy los obreros que fueron despedidos el 31 de marzo, de los cuales menos de 200 continúan en la zona ya que otros que son oriundos de provincias norteñas se fueron alejando sucesivamente de Caleta Olivia.

Lo que sí está en claro es que hasta ayer no tenían ninguna novedad sobre sus reclamos de pago de ocho quincenas y la liquidación final que se les adeuda y solo les siguen llegando versiones de promesas de funcionarios locales y nacionales de Cambiemos que aseguran haber realizado gestiones de buenos oficios ante Vialidad Nacional y otros organismos del Gobierno central.

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

InfoSUR en Twitter

Copyright Info Sur Caleta Olivia © 2017 Todos los Derechos Reservados.