ULTIMO MOMENTO

 +5491127678781

Martes, 22 de Enero de 2019
  • SDW
  • SDW
  • image
Tenemos 50768  visitas y 382  usuarios registrados en línea

Nothing found!

  • image
  • image
  • image
  • image

Gallardo y Guardiola, las dos bombas que la AFA sondeó para la Selección en 2018

23/12/2018 13:20

En aquellos días entre el cachetazo de Francia y la agónica negociación para que Jorge Sampaoli dejara de ser el técnico de la selección nacional, la AFA se encontró con un problema extra: quería un nuevo técnico y quería que fuera una figura de relevancia, pero sus posibilidades de siquiera comenzar a conversar con ellas eran escasas. Por distintas razones, necesitaba intermediarios para llegar a Josep Guardiola y Marcelo Gallardo.

Marcelo Gallardo y Pep Guardiola fueron sondeados por la AFA para dirigir a la selección argentina


El mayor problema no era el dinero que podía llegar a exigir un Guardiola a una AFA que cierra 2018 con las cuentas saneadas, según ella misma asegura. No, el primer obstáculo era llegar a él y mantener un primer contacto fructífero.

No había en la AFA una persona adecuada para esa misión. Así fue que se buscó a intermediarios que cumplieran el encargo con éxito. Y lo lograron: según confió ese intermediario a Infobae, Guardiola hizo saber que estaba dispuesto a escuchar. Lo hizo a través de Pere Guardiola, su hermano y representante. Por obvias razones, esa persona que ofició de nexo entre la AFA y el que muchos creen que es el mejor entrenador del mundo no puede dar a conocer su nombre, porque atentaría contra su propia función en ocasiones futuras. Que tarde o temprano deberían llegar, a menos que Lionel Scaloni protagonice un gran impacto en la Copa América e induzca a la AFA a sostenerlo para todo el ciclo mundialista.

Guardiola estaba interesado, y eso no era sorpresa. El ex técnico del Barcelona siempre fantaseó con dirigir a Brasil o Argentina. Esperó paciente por un par de días en Nueva York a fines de 2012, en medio del año sabático que se tomó tras ganar 14 títulos al frente del Barcelona de Lionel Messi, cuando Brasil despedía a Mano Menezes. El director del diario deportivo Lance le hizo saber que había interés por él. Y Guardiola confió, esperó y soñó. Hasta que la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) se decidió por Luiz Felipe Scolari, campeón al frente del scratch en 2002. Esta vez el ciclo que terminaría muy dolorosamente: derrota de 7-1 ante Alemania en las semifinales del Mundial en Belo Horizonte.

Guillem Balagué, biógrafo de Guardiola, ya dijo durante el Mundial de Rusia que al catalán "le apetecería mucho" dirigir una selección. No pudo ser con Brasil, ¿podrá darse con la Argentina de Messi, ese jugador al que dirigió como nadie entre 2008 y 2012? Parece complejo, porque Guardiola tiene contrato con el Manchester City hasta 2021. Aunque esta misma semana el español dejó en claro lo frágil que es la posición de cualquier técnico y lo rápido que puede cambiar todo, al respaldar a su némesis, José Mourinho, despedido por el Manchester United. "Como entrenadores, estamos solos. Los clubes contactan con nosotros para intentar ganar, y cuando no lo haces ya sé lo que pasa".

Es así: en el fútbol nunca se debe decir nunca. Basta con recordar -la historia aparece contada en detalle por Joan Laporta en el libro "Ni rey ni d10s"- que el Barcelona estuvo muy decidido a contratar a Mourinho como técnico en 2008. Fue Johan Cruyff el que insistió en contratar a Guardiola, admite Laporta, presidente del Barcelona en aquel entonces. Otra hubiera sido la historia, seguramente.

¿Por qué el acercamiento de la AFA con Guardiola no avanzó más allá de eso? Por un lado, porque Pere, el hermano y representante, se preocupó por aclarar enseguida vía whatsapp que existía un contrato en vigor con el City. Pero en el mismo whatsapp aceptaba habar y añadía que no tenía sentido reunirse "por ahora".

Más allá de eso, la delicada operación se tornó inviable cuando Claudio "Chiqui" Tapia, el presidente de la AFA, habló de la "billetera gorda" del español como obstáculo para contratarlo. Guardiola no podía permitir que se dijera eso. Más allá de que las estrellas del fútbol evitan hasta dónde pueden dar detalles de sus salarios, las palabras de Tapia lo ponían en una situación incómoda con el City. ¿Acaso estaba negociando con la AFA por un sueldo superior para abandonar el club inglés? Manzour bin Zayed al Nahyan, dueño del Manchester City y miembro de la dinastía reinante en los Emiratos Árabes, bien podría haberle planteado esa pregunta. Para evitársela, Guardiola apeló a algo que hace de vez en cuando (y no solo él): le hizo llegar a un periodista de los que cubren habitualmente las conferencias de prensa del City que quería que le preguntasen por las palabras de Tapia. La pregunta llegó y la respuesta fue astuta: "Para decir lo que dijo tiene que saber cuál es mi salario". Así, Guardiola nunca dijo no haber sido sondeado, pero dejó en claro que él nunca le pasó a la AFA el detalle de cuánto gana. Y eso es cierto.

Diferente fue lo de Gallardo, aunque allí también hubo un intermediario de primer nivel. En su caso, el hecho de ser el técnico de River dificultaba las cosas para una AFA en la que el club de Núñez no forma parte de los órganos de gobierno. Una AFA de la que River desconfía fuertemente.

Así, Gallardo debió analizar dos ideas muy diferentes que recibió en esos días. "Vengo a decirte que la AFA quiere saber si tendrías interés en dirigir a la selección" fue la primera, en boca del intermediario. Cuando Gallardo le preguntó a alguien de su estrechísima confianza qué hacer a partir de esa certeza, la respuesta fue concluyente: "No te lo recomiendo, esta AFA no es para vos".

Tranquilidad para Rodolfo D'Onofrio, que cuando se le pregunta si cedería a Gallardo a la Selección responde con habilidad. "Yo voy a ser egoísta, quisiera que se quede hasta el final de mi mandato". Y ese mandato tiene aún tres años mas de duración, D'Onofrio debería dejar el cargo once meses antes del inicio del Mundial de Qatar, que se jugará entre noviembre y diciembre de 2022.

¿Hay Scaloni para rato? Muchos creen que un técnico sin experiencia afecta la imagen y las chances de la Selección, pero otros lo ven de forma diferente. Es el caso del filósofo Tomás Abraham, que se fue del país tras la noche de los bastones largos en 1966 y formó parte del movimiento de mayo del 68 en París. Dio clases en las universidades más prestigiosas del mundo, pero no es exagerar si se dice que buena parte del día lo dedica a ver fútbol y pensar en el fútbol. Y, desde esa experiencia de tantos partidos y jugadores acumulados en 72 años de vida, el hincha de Vélez va contracorriente: "Soy scalonista, Scaloni me devolvió la esperanza. Vio jugadores que no sabíamos que existían, y la selección tiene hoy otra energía". Y en la AFA quizás terminen diciendo algo parecido, según confió a Infobae un hombre de estrechísima confianza de Tapia: "Scaloni tiene un contrato de un año, y sobre esa base será evaluado".

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

InfoSUR en Twitter

Copyright Info Sur Caleta Olivia © 2017 Todos los Derechos Reservados.